23.7 C
Alicante
12 de agosto de 2020
Image default
Berlinas Mercedes-Benz Noticias

Conoce la nueva Clase S Digital: «My MBUX»

¿Aprovechar el recorrido hasta la oficina para echar un último vistazo a la presentación, y utilizar el asistente para comunicar pequeños cambios mediante una conferencia telefónica? ¿O evitar que los niños se aburran con las películas online más recientes de camino hacia las vacaciones, mientras otros se sumergen en sus audiolibros preferidos? Desde el ejecutivo hasta la nueva generación. En la Clase S, y especialmente en sus mercados principales China y Estados Unidos, los jefes suelen ocupar las plazas traseras. Este es el motivo por el que Mercedes-Benz ha renovado a fondo la parte trasera del habitáculo de su buque insignia. Un ejemplo representativo es que los ocupantes de las plazas traseras disfrutan de la misma extensa oferta de confort y de infoentretenimiento que el conductor y el acompañante. Para ello se han previsto hasta tres visualizadores con pantalla táctil y variadas opciones de manejo intuitivo, como el asistente para el interior MBUX o el asistente de voz «Hey Mercedes».

Nueva pantalla MBUX

Ninguna innovación introducida en los últimos años ha simplificado de forma tan radical el manejo de un Mercedes-Benz como MBUX (Mercedes-Benz User Experience). En la nueva Clase S celebra su estreno la segunda generación de este sistema con capacidad de aprendizaje presentado en 2018. El habitáculo es así aún más digital y más inteligente, pues tanto el hardware como el software han experimentado un gran salto de calidad. Hasta cinco pantallas de formato grande, en parte con tecnología OLED, facilitan con imágenes brillantes el control de las funciones del vehículo y de confort. Como corresponde al concepto de MBUX, lo más importante es siempre el usuario. Han aumentado considerablemente las posibilidades de personalización y el manejo intuitivo. No solo para las plazas traseras, sino también para el conductor. Por ejemplo, con el nuevo visualizador 3D para el conductor, que permite por primera vez una percepción espacial de la escena con solo pulsar un botón. El efecto tridimensional y la profundidad de la representación se logran sin necesidad de utilizar unas gafas especiales para 3D.

También se han ampliado las funciones de diálogo del asistente de voz «Hey Mercedes». Ahora es posible iniciar determinadas acciones sin necesidad de pronunciar las palabras clave «Hey Mercedes». Entre estas acciones cabe mencionar la aceptación de una llamada telefónica, o la visualización del mapa de navegación. «Hey Mercedes» puede explicar a partir de ahora dónde se encuentra el botiquín de primeros auxilios, o cómo se conecta el smartphone por medio de Bluetooth.

Asientos traseros personalizados

Junto al método tradicional de introducir un código PIN, un nuevo procedimiento de autentificación asegura un alto nivel de seguridad. Se trata de una combinación de huella dactilar, reconocimiento facial y reconocimiento de voz. Esto permite, al mismo tiempo, abrir las pantallas de ajustes individuales y ejecutar pagos digitales de forma segura desde el vehículo.

Un aspecto exclusivo de MBUX es su interconexión en red con una gran diversidad de sistemas y datos de sensores del vehículo. De ese modo, la función de advertencia al salir del vehículo en la Clase S utiliza las cámaras para constatar que uno de los ocupantes desea abandonar el automóvil. Si en ese momento se acerca otro usuario de la vía, situado en el ángulo muerto del conductor, interviene la iluminación activa de ambiente como parte de la señal de advertencia, parpadeando en color rojo. El asistente para el interior MBUX comprueba si el asiento infantil colocado en el asiento del acompañante está bien sujeto con el cinturón. También se verifica la capacidad de atención del conductor. Si se aprecian indicios de microsueños, ATTENTION ASSIST advierte al conductor.

La nueva Clase S invita a percibirla con casi todos los sentidos —el tacto, la vista y el oído— y ofrece al mismo tiempo un largo elenco de innovaciones, por ejemplo, en el campo de la asistencia a la conducción, la protección de los ocupantes y la interacción. Aquí se recogen en un Mindmap los temas principales de la primera información especial.

Mi MBUX: la nueva experiencia de usuario de Mercedes-Benz

Las innovaciones más importantes, en detalle

Head-up-Display con realidad aumentada (AR-HUD). Como opción se ofrecen dos versiones diferentes del Head-up-Display (HUD), entre ellas una especialmente innovadora con una imagen de gran formato. El ángulo de apertura del visualizador asciende a 10° en sentido horizontal y 5° en sentido vertical. La imagen parece suspendida a una distancia virtual de 10 metros. Esta superficie de visualizado es equivalente a un monitor con 77 pulgadas de diagonal. En el AR-HUD se muestran numerosos contenidos de realidad aumentada para los sistemas de asistencia a la conducción, así como información para la navegación. Estos contenidos permiten al conductor percibir mejor el entorno por delante del vehículo y pueden contribuir a reducir las distracciones. La unidad que genera la imagen (DMD, Digital Mirror Device de Texas Instruments) consta de una matriz de alta definición formada por 1,3 millones de espejos individuales y una fuente de alumbrado de alta eficiencia. Esta tecnología es utilizada también en proyectores para cines. Mercedes-Benz la utiliza por primera vez para generar imágenes en el Head-up-Display en la Clase S.

Visualizador 3D para el conductor. La impresión de profundidad resulta de la percepción por el ojo de un observador de vistas en distintas perspectivas de los objetos reproducidos en el visualizador. En el innovador visualizador autoestereoscópico se consigue este efecto con una sofisticada combinación de un visualizador LCD convencional con estructura especial de píxeles y una rejilla de apertura regulable. A pocos milímetros del LCD se coloca la llamada rejilla de paralaje. Esta rejilla se adapta con gran precisión a la posición de la cabeza del observador, de modo que el ojo derecho y el izquierdo pueden ver píxeles diferentes del LCD. De ese modo se obtiene la profundidad visual deseada. En el visualizador se ha integrado un sistema de cámaras estereoscópicas. Este sistema se encarga de determinar con precisión la posición de los ojos del observador. Gracias a un método de adaptación de la distancia desarrollado específicamente por Mercedes-Benz y un dimensionamiento del sistema con tiempos de respuesta especialmente rápidos se asegura que el conductor disfruta de un amplio margen de movimiento sin distorsiones en la imagen. La información reproducida en el visualizador del conductor se adapta continuamente.

Vídeo de la nueva Clase S: «My MBUX»

El asistente para el interior MBUX. El asistente para el interior MBUX utiliza cámaras en la unidad de mando en el techo y algoritmos de aprendizaje para conocer de forma inteligente los deseos y las intenciones de los ocupantes. Este asistente interpreta la dirección de la cabeza del ocupante, los movimientos de las manos y gestos corporales, y reacciona activando las funciones correspondientes del vehículo. Si el conductor mira hacia la luneta trasera por encima del hombro, el asistente para el interior abre automáticamente la persiana parasol. Si el conductor busca en la oscuridad algo en el asiento del acompañante, el asistente conecta automáticamente la luz. Basta con una mirada a uno de los retrovisores exteriores para poder ajustarlo directamente, sin necesidad de seleccionarlo previamente. También se reconocen movimientos naturales de las manos, y el conductor y los pasajeros pueden abrir el techo corredizo sin necesidad de tocar ningún mando. Con ayuda del gesto de favoritos (colocar la mano con el dedo índice y el dedo corazón formando una V) pueden activarse las funciones deseadas. El conductor y los pasajeros pueden vincular el sistema con sus favoritos personales. Además de aumentar el confort de manejo, el asistente para el interior MBUX contribuye también a aumentar la seguridad. Por ejemplo, puede verificar que se ha sujetado correctamente con el cinturón de seguridad un asiento infantil colocado sobre el asiento del acompañante.

Tecnología OLED. Esta abreviatura significa Organic Light Emitting Diode, diodo orgánico de emisión de luz. A diferencia de la tecnología LCD, un visualizador OLED consta de varias capas orgánicas, dispuestas sobre un substrato de plástico. El visualizador OLED de la Clase S se monta detrás de una cubierta de cristal y transmite en combinación con los actuadores y sensores de fuerza situados por detrás una vivencia cabal de manejo y visualizado. La evaluación de la presión y la confirmación háptica del manejo táctil abren la posibilidad de configurar nuevas funciones. Los paneles OLED emiten luz si se aplica una tensión eléctrica y, a diferencia de los LCD, no precisan un sistema externo de retroiluminación. Solamente se consume electricidad en los píxeles que están activados. En consecuencia, se logra, junto a otras ventajas, un color negro más intenso, y contrastes más acentuados. En la reproducción de secuencias típicas de vídeo, la tecnología OLED garantiza un ahorro de energía de hasta un 30% en comparación con la tecnología LCD.


Asistente de voz «Hey Mercedes». Los asistentes de voz convencionales que utilizan algunos automóviles requieren que el usuario utilice una serie de comandos previamente definidos. Por el contrario, «Hey Mercedes» comprende el lenguaje natural y puede reaccionar prácticamente a cualquier palabra, pues reconoce y entiende prácticamente todas las frases que se utilizan en el contexto de los sistemas de infoentretenimiento y de manejo del vehículo en 27 idiomas. El sistema reconoce también expresiones indirectas. Por ejemplo, si el usuario dice «Tengo frío» para activar el sistema de climatización del espacio reposapiés, en lugar de formular una orden clara como «Temperatura a 24 grados». Al mismo tiempo, el asistente de voz es capaz de aprender. Por un lado, el sistema se adapta al usuario y a su voz y tiene más facilidad que hasta ahora para entender a los hablantes no nativos; por otro, los modelos de software aprenden con el tiempo palabras que se ponen de moda o expresiones que varían y que transmite el servidor. Las respuestas del sistema tampoco son estereotipadas, sino que se utilizan para ello diversas formas de diálogo. Funcionamiento básico del asistente de voz: las entradas de voz se filtran de los ruidos de fondo, se comprimen y se transmiten. Tanto la unidad central de telemática en el vehículo como el servidor evalúan los datos y emiten una respuesta. El sistema decide cuál de las respuestas es la más probable y, al cabo de pocos segundos, emite su respuesta o reacción. De ese modo, el asistente de voz responde también si no existe conexión a Internet.

Related posts

Llegan los CLA Coupé y CLA Shooting Brake con tecnología EQ Power

adminblog

Llegan los nuevos Mercedes-AMG GLA 35 4MATIC y GLA 45 S 4MATIC+

adminblog

La Clase E Berlina

adminblog