23.7 C
Alicante
12 de agosto de 2020
Image default
Mercedes-Benz Noticias

Nuevo Mercedes-AMG GT Black Series

El motor AMG V8 de serie más potente de todos los tiempos, el diseño más expresivo, las medidas aerodinámicas más sofisticadas, la combinación de materiales más inteligente y el dinamismo más puro. Durante el desarrollo del nuevo Mercedes-AMG GT Black Series (consumo de combustible en el ciclo mixto 12,8 l/100 km, emisiones de CO2 en el ciclo mixto 292 g/km), los ingenieros de Affalterbach han hecho gala de un dominio absoluto del arte de la automoción. El nuevo superdeportivo sintetiza las genuinas raíces de la marca, ligadas tradicionalmente al automovilismo de competición, con el profundo conocimiento y la larga experiencia en el desarrollo de automóviles completos que entusiasman en todos los sentidos. El resultado son 537 kW (730 CV) de potencia concentrados en un motor V8 con cigüeñal plano, elementos aerodinámicos activos y un diseño que procede directamente del actual bólido de competición AMG GT3.

Nuevo Mercedes-AMG GT Black Series

Black Series es la denominación que Mercedes-AMG utiliza desde 2006 para sus automóviles más especiales, que conjugan una deportividad sin concesiones con diseño expresivo y que son fruto de una transferencia sistemática de la tecnología del automovilismo a la producción en serie. Los modelos Black Series son joyas automovilísticas exclusivas. No se desarrollan para desaparecer en los garajes de los coleccionistas. Al contrario, y a pesar de su homologación para la carretera, su destino es hacer valer sus elevadas prestaciones en los circuitos de competición. El AMG GT Black Series sigue esta tradición y es la nueva joya de la corona, el Mercedes-AMG más potente con motor V8 de serie.

Para subrayar esta nueva definición de un automóvil superdeportivo, los especialistas en motores de Affalterbach han sometido la acreditada mecánica biturbo de 4,0 litros a una completa remodelación para mejorar sus cualidades conocidas, como prestaciones, despliegue de potencia y curva de par. El pliego de condiciones determinaba como requisitos una potencia muy superior a la del actual modelo tope de gama de la familia AMG GT, una respuesta más directa y máxima agilidad. Estas propiedades exigían una reforma radical, que se materializó en un nuevo cigüeñal plano.


Diferentes configuraciones de los motores V8

A la hora de configurar el motor V8, los ingenieros han recurrido a un importante criterio de diseño de este tipo de mecánicas, la disposición de los codos del cigüeñal. Este rasgo de diseño influye en gran medida en la curva característica del propulsor. En los motores V8 son habituales dos variantes, el cigüeñal cruzado y el cigüeñal plano. En un «cigüeñal cruzado», los muñones de los cuatro pares de cilindros están separados 90° entre sí, formando una cruz. Hasta ahora, AMG ha optado por esta disposición en todos sus motores V8. En un «cigüeñal plano», por el contrario, los muñones están separados 180° entre sí, por lo que quedan contrapuestos en un mismo plano.

Al observar un cigüeñal cruzado de frente, se aprecia la cruz que da nombre a su diseño. Las ventajas de este cigüeñal son una gran suavidad de marcha y un elevado par motor a bajas revoluciones. Los motores V8 con cigüeñal cruzado se distinguen asimismo por un sonido característico. Con el fin de aprovechar de forma óptima la cilindrada y, con ello, el potencial de prestaciones, los ingenieros de AMG han dispuesto el lado de escape del motor V8 biturbo de 4,0 litros en el interior de la «V» formada por las dos bancadas de cilindros.

Interior del nuevo Mercedes-AMG GT Black Series

Mayor potencia con pulsos de onda uniformes de los gases de escape

Otra opción que permite aumentar la potencia es la incorporación de un cigüeñal plano. El cigüeñal plano de un motor V8 es similar al que se monta en un motor de cilindros en línea, con excepción de los muñones más anchos del grupo V8, necesarios para que cada uno de ellos soporte dos bielas. En un motor V8 con cigüeñal plano, el encendido va alternando entre una bancada de cilindros y la otra, lo que mejora adicionalmente el ciclo de admisión y escape. La secuencia de encendido característica en un motor V8 con una disposición del cigüeñal en ángulo de 180 grados es 1-8-2-7 4-5-3-6. Con ello se generan en el lado de admisión y en el de escape pulsos de onda uniformes de los gases de escape, cuyas resonancias pueden aprovecharse fácilmente para incrementar la potencia. La principal ventaja de esta configuración es una respuesta aún más ágil.

El motor V8 de serie más potente de Mercedes-AMG

Motor V8 del Mercedes-AMG GT Black Series

El nuevo motor del GT Black Series se basa en el motor AMG V8 biturbo de 4,0 litros con engrase por cárter seco. No obstante, y debido a las numerosas modificaciones implementadas, ha recibido un nuevo código interno: M178 LS2. Este propulsor entrega 537 kW (730 CV) a 6.700-6.900 rpm y un par motor máximo de 800 Nm entre las 2.000 y las 6.000 rpm. Los nuevos árboles de levas y el nuevo colector de escape han sido adaptados a la nueva secuencia de encendido, lo que aporta una mejora adicional del ciclo de admisión y escape.

Al igual que el modelo más potente del AMG GT Coupé de cuatro puertas, los dos turbocompresores de doble entrada se apoyan sobre rodamientos con el fin de optimizar su respuesta. No obstante, la rueda del compresor en los turbocompresores del Black Series es de mayor tamaño, de modo que los dos grupos de sobrealimentación pueden transportar conjuntamente hasta 1.100 kg de aire por hora. A título comparativo: en el AMG GT R son 900 kg/h. No se considera crítico un régimen permanente de 7.000 rpm. A partir de 7.200 rpm se limita el número de revoluciones. Y los dos intercoolers de mayor tamaño garantizan que la temperatura del aire de sobrealimentación se mantenga siempre en un nivel óptimo. La placa colocada sobre el motor, de color negro, es un testimonio más de la condición excepcional del propulsor.

De 0 a 200 km/h en menos de nueve segundos

¿Cómo influye el motor en el AMG GT Black Series? Le confiere un carácter absolutamente singular, que se refleja tanto en el despliegue de potencia como también en su sonoridad particular, y hace posible unas prestaciones impresionantes. Con su ayuda, el modelo de dos puertas acelera de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos y alcanza los 200 km/h en menos de nueve segundos. La velocidad máxima asciende 325 km/h.

Cambio AMG SPEEDSHIFT DCT 7G modificado

De la transmisión de la fuerza a las ruedas traseras se encarga el cambio de doble embrague y siete marchas AMG SPEEDSHIFT DCT 7G. Gracias a la disposición Transaxle junto al eje trasero, común a todos los modelos AMG GT, es posible optimizar la distribución del peso. Se han introducido modificaciones en este cambio para adaptarlo al par motor más elevado de 800 Nm del AMG GT Black Series. Se han ampliado los límites del cambio en lo que a agilidad y rapidez de respuesta se refiere, haciéndolo más apto para la competición.

En conjunto resulta una diferenciación más clara de las propiedades generales de conducción, ya que no solo es más ágil la respuesta del acelerador y del motor, también lo son los programas de cambio, el comportamiento durante la puesta en marcha y los procesos de cambio. La función RACE START es también más impresionante gracias al mayor número de revoluciones de arranque, a la regulación más precisa del resbalamiento de las ruedas y al uso de neumáticos de competición. Al mismo tiempo, se ha adaptado el equipo de refrigeración del cambio a las mayores exigencias, y se han modificado ligeramente las relaciones de desmultiplicación.

Vista del conductor del volante y comandos

El motor y el cambio están ensamblados mediante el llamado Torque Tube, un componente de fibra de carbono que pesa solamente 13,9 kilogramos y es, por tanto, casi un 40% más ligero que su homólogo de aluminio y peso optimizado incorporado en el AMG GT. Este elemento estructural forma parte de la cadena cinemática Transaxle y establece una unión extremadamente rígida a la flexión y a la torsión entre el motor y el cambio. Gracias al Torque Tube se logra una integración especialmente directa de la cadena cinemática en la estructura del automóvil, lo que favorece el dinamismo de conducción. Al mismo tiempo, contribuye a lograr una distribución equilibrada del peso entre los dos ejes. El árbol de transmisión que gira en su interior se fabrica asimismo en fibra de carbono ligera.

Medidas aerodinámicas sofisticadas para un dinamismo excepcional

Es un hecho conocido, no solamente en los circuitos de competición, que las propiedades aerodinámicas contribuyen sustancialmente al dinamismo de la conducción y a la estabilidad de marcha. Al igual que en el desarrollo del AMG GT R y el AMG GT R PRO, los expertos en aerodinámica y los diseñadores han trabajado codo con codo. Gracias a ello, el Black Series simboliza mejor que ningún otro vehículo el principio de que la forma sigue a la función.

La proximidad estética y técnica a los bólidos de competición AMG GT3 y AMG GT4 es más evidente que nunca. Esto comienza con una nueva toma de aire para el radiador, de mayor tamaño, asumida del AMG GT3 de competición. La calandra del radiador cuenta con barras verticales en Dark Chrome. Dado que los radiadores en los pasarruedas reciben el flujo de aire directamente de la toma central, han podido suprimirse las dos tomas de aire adicionales situadas en los extremos laterales del faldón delantero. Los flics en forma de media luna optimizan el flujo de aire. En consecuencia, no solo aumenta la carga aerodinámica en el eje delantero, sino que también mejora la refrigeración de los frenos. Las Air Curtains dirigen la corriente de aire y la enfocan hacia las ruedas. La combinación de estas cortinas con los flics delante de las ruedas ha permitido reducir el coeficiente de resistencia aerodinámica y aumentar las fuerzas descensionales. De ese modo, el nuevo diseño del frontal optimiza tanto el flujo de aire de refrigeración como el coeficiente de resistencia aerodinámica y la estabilidad.

Estética exterior aerodinámica

El splitter frontal de fibra de carbono visible se puede ajustar manualmente en dos niveles («Street» y «Race», este último para uso exclusivo en circuitos de competición) para adaptarlo a las exigencias del trazado. En la posición extendida hacia delante (posición «Race»), se forma por debajo de la parte delantera del vehículo un difusor frontal con la forma de un ala invertida. En función de la velocidad de marcha, este elemento desciende a medida que aumenta la depresión, acelerando el flujo de aire en los bajos y generando el llamado efecto Venturi, que «aspira» el vehículo hacia el piso, aumentando la carga aerodinámica en el eje delantero y acercando aún más al vehículo a la calzada. El conductor experimenta su efecto positivo en la dirección. Es posible dirigir el Black Series con mayor precisión en curvas tomadas a alta velocidad, y también mejora la estabilidad direccional del vehículo. El vehículo reacciona con agilidad al girar con rapidez el volante en condiciones de elevada aceleración transversal y transmite al conductor una confirmación clara del agarre de las ruedas. Al mismo tiempo, el vehículo permanece siempre manejable. Si el difusor frontal se encuentra en la posición «Race», es posible aumentar adicionalmente la carga aerodinámica en el eje trasero gracias al nuevo concepto de alerón trasero.

Dos grandes salidas de aire en el capó mejoran el rendimiento aerodinámico

Estética aerodinámica

El nuevo capó de fibra de carbono, con dos grandes salidas de aire configuradas como superficies rebajadas de fibra de carbono en color negro, procede también del automovilismo deportivo. Estas grandes salidas extraen del compartimento del motor el aire caliente expulsado por el bloque de refrigeración instalado en posición oblicua. Esta tecnología procede también directamente del automovilismo y aumenta la carga aerodinámica total. Al mismo tiempo desciende la resistencia aerodinámica y se optimiza el caudal de aire que refrigera el motor.


Además, se conduce el aire de forma precisa en torno a los montantes A y las ventanillas laterales hacia la zaga, aumentando la eficiencia del nuevo alerón trasero. Las ranuras de ventilación o louvers con cinco lamas del color de la carrocería, integradas sin solución de continuidad, y las salidas de aire en los guardabarros delanteros de fibra de carbono, por detrás de las ruedas, contribuyen a aumentar la carga aerodinámica en el eje delantero gracias a la eficaz evacuación del aire en los pasarruedas. Los nuevos embellecedores laterales de mayor tamaño y anchura, con elementos de fibra de carbono visible de color negro, terminan en deflectores verticales delante y detrás que optimizan asimismo el flujo de la corriente de aire alrededor del vehículo. Para la refrigeración de los frenos del eje trasero se han integrado canales de ventilación adicionales en los embellecedores laterales.

Concepto de alerón trasero con dos planos

En la vista trasera destacan el nuevo faldón trasero con difusor de gran tamaño, los dos embellecedores redondos de la salida de escape doble en los extremos izquierdo y derecho, las ranuras laterales para la evacuación del aire de los pasarruedas y el innovador concepto de alerón trasero. Los dos elementos del alerón son de fibra de carbono y se pueden ajustar por vía mecánica para adaptarlos a las diferentes condiciones del trayecto. El perfil inferior del alerón tiene menor tamaño y grosor, ya que recibe el aire de la parte delantera del vehículo en un ángulo de ataque ideal. Los soportes del alerón en fibra de carbono negro mate han sido diseñados específicamente en numerosas simulaciones, por lo que son muy ligeros pero robustos y contribuyen asimismo a mejorar la eficiencia aerodinámica. Están atornillados al portón trasero, fabricado también en fibra de carbono de color negro.

Otro detalle no menos interesante es el flap móvil integrado en el perfil superior del alerón. Este elemento aerodinámico activo permite un ajuste por vía electrónica en un margen de 20 grados para mejorar el dinamismo longitudinal y transversal en función de la situación de conducción y el modo AMG DYNAMICS seleccionado. En la posición más horizontal reduce la resistencia aerodinámica para alcanzar rápidamente la velocidad máxima. En la posición más vertical, el flap aumenta la carga aerodinámica en el eje trasero, con lo que mejora la capacidad de frenado y la estabilidad en curvas.

Alerón trasero con dos planos

Existen cuatro estrategias de control diferentes, en función del modo seleccionado en AMG DYNAMICS: Basic, Advanced, Pro o Master. Algunas de estas estrategias incluyen una función de reconocimiento de los parámetros dinámicos. Por ejemplo, en el modo Master, el flap se mantiene de forma permanente en posición erguida y extendida hasta una velocidad de 250 km/h. A partir de 250 km/h se repliega para reducir la resistencia aerodinámica y poder alcanzar antes la velocidad máxima. Si el conductor frena con decisión o entra en una curva, el flap recupera inmediatamente su posición extendida para aumentar la carga aerodinámica y la resistencia aerodinámica y, de este modo, optimizar la frenada y el trazado de la curva. El conductor puede extender o replegar el flap directamente pulsando una tecla separada en la consola central.

Fibra de carbono por doquier: un material ligero y robusto

En los apartados «combinación inteligente de materiales» y «construcción ligera» se incluyen el techo de construcción ligera en fibra de carbono visible, rebajado en el centro, y el portón trasero de fibra de carbono con un pequeño perfil aerodinámico y luneta trasera de mayor tamaño, de cristal fino y ligero. Hablando de transparencias, el parabrisas de cristal laminado está compuesto por láminas delgadas y ligeras de cristal. El soporte del cambio de fibras de carbono enrolladas es otro componente exclusivo del Black Series. Las placas de empuje adicionales de fibra de carbono en el frontal, en los bajos y en la parte trasera aumentan la rigidez de la estructura bruta de aluminio en combinación con el soporte integral de construcción ligera y la cruceta del túnel de transmisión de fibra de carbono, confiriendo así mayor estabilidad a la carrocería. Estos elementos configuran una estructura integrada que mejora la elevada precisión del Black Series en las distintas maniobras de conducción. La placa de empuje de fibra de carbono debajo del motor y el soporte integral están ensamblados, de modo que refuerzan la rigidez de la sección frontal y de la dirección, lo que aporta mayor precisión a la dirección y estabilidad al eje delantero. Un equipo exclusivo para el Black Series es el soporte integral del eje delantero de construcción ligera de aluminio.

Interior del nuevo Mercedes-AMG GT Black Series

El sistema de frenos cerámicos de alto rendimiento de serie, con discos compuestos y pinzas de freno de color negro con distintivo blanco, se caracteriza también por su peso reducido y su elevada eficacia. Los forros y discos de freno específicos y un concepto perfeccionado de refrigeración de los frenos garantizan una deceleración óptima, un funcionamiento sin riesgo de fading y, al mismo tiempo, una dosificación precisa de la fuerza de frenado. Las llantas forjadas de aleación ligera incorporadas de serie contribuyen asimismo al ahorro de peso.


Volante AMG Performance para manos expertas

El nuevo volante AMG Performance procede asimismo de la familia AMG GT. Se caracteriza por su diseño deportivo, la sección inferior plana, el aro de contornos acusados y el manejo intuitivo. El aro del volante está forrado íntegramente en microfibra DINAMICA y la placa del volante lleva, además del logotipo AMG, el distintivo exclusivo «Black Series». Las levas de cambio de aluminio integradas en el volante hacen posible una conducción aún más deportiva, con cambios de marcha manuales. Con los botones Touch Control integrados es posible controlar de forma intuitiva —mediante movimientos de barrido horizontales y verticales del dedo— las informaciones que se muestran en el cuadro de instrumentos y en el visualizador de medios.

Volante AMG Perfomance

El equipamiento de serie incluye también teclas AMG en el volante. Se trata de un regulador giratorio redondo y visualizador integrado, así como dos teclas visualizadoras en color dispuestas en posición vertical con interruptores. Con el regulador del lado derecho pueden seleccionarse directamente los programas de conducción AMG. El visualizador LCD en color integrado directamente en el regulador muestra el ajuste seleccionado.

Con las dos teclas visualizadoras de configuración libre y los interruptores adicionales en el lado izquierdo es posible manejar más funciones AMG directamente desde el volante. De este modo, el conductor puede concentrarse sin restricciones en la conducción dinámica y no tiene que apartar las manos del volante. La función deseada se muestra mediante un icono en el visualizador, y el conductor confirma la función con el pulsador correspondiente. De esa manera es posible definir individualmente las funciones AMG preferidas para estos dos mandos y modificar los ajustes mediante una simple pulsación con el dedo.

También se equipa de serie el paquete AMG Night Interior. Con este paquete, las levas de cambio, los radios del volante y el aplique en el asiento en combinación con los asientos AMG Performance opcionales se ejecutan en negro de alto brillo y los listones de umbral son de acero inoxidable cepillado negro, lo que realza aún más la deportividad del conjunto.

Related posts

Motor eléctrico y prestaciones del Mercedes EQC

adminblog

CONCESIONARIO PROTEGIDO COVID-19

adminblog

Mercedes-Benz EQ.

adminblog